Los santos:

SAN AGUSTÍN
Agustín, hijo de Patricio y de santa Mónica, nació en Tagaste, Argelia, al norte de Africa en año 354. Murió en 430.

Escribió 118 obras, 270 cartas y 390 sermones.

Sus obras:

  • Confesiones
  • La Ciudad de Dios
  • La Trinidad
  • Cartas
  • Sermones

 Ver Biografía de Santos:

http://www.corazones.org/santos/agustin.htm

 

UN SORDO SE TRANSFORMÓ EN OYENTE DE DIOS

 

CITAS DE SAN AGUSTÍN

Dios ha dispuesto que el Nuevo Testamento estuviera escondido en el Antiguo, y que el Antiguo resultara claro en el Nuevo.

 

Busquemos a Dios con el deseo de encontrarlo y lo encontramos con el deseo de seguir buscándolo.

 

Amando al prójimo limpias tus ojos para ver a Dios.

 

Nos hiciste, Señor, para Vos, y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en Vos.

 

Maternidad de María: Cristo fue criado por una madre que El mismo creó. Fue llevado por manos que El mismo formó, se nutrió de senos que El mismo llenó.

 

Mientras leo tu Evangelio, soy leído por Vos.

 

Ama y hace lo que quieras

 

Hablar con Dios es más importante que hablar sobre Dios.

 

Dios ha dispuesto que el Nuevo Testamento estuviera escondido en el Antiguo, y que el Antiguo resultara claro en el Nuevo.

 

Alabar a Dios con la lengua, no se puede siempre, pero alabar a Dios con la vida, se puede siempre.

   
Sobre el misterio de de la Santísima Trinidad “Paseábase cierto día San Agustín por la orilla del mar,
tratando de comprender el misterio de la Santísima Trinidad,
cuando vio un niño que llenaba repetidas veces
un balde con agua en el mar y lo iba vertiendo en un
pozo que había cavado con una palita en la arena.
-¿Qué estás haciendo, niño?- le preguntó Agustín.
-Quiero vaciar todo el mar en este hoyito- respondió el
pequeño.
-Eso es imposible- replicó Agustín.
-Pues más imposible es –añadió el chico- para tu cerebro
humano, comprender la Trinidad-.
Dicho esto, desapareció”.
SAN ANTONIO DE PADUA

San Antonio nació en Portugal, pero adquirió el apellido por el que lo conoce el mundo, de la ciudad italiana de Padua, donde murió y donde todavía se veneran sus reliquias.

León XIII lo llamó "el santo de todo el mundo", porque su imagen y devoción se encuentran por todas partes.

Llamado "Doctor Evangélico". Escribió sermones para todas las fiestas del año

"El gran peligro del cristiano es predicar y no practicar, creer pero no vivir de acuerdo con lo que se cree" -San Antonio

"Era poderoso en obras y en palabras. Su cuerpo habitaba esta tierra pero su alma vivía en el cielo" -un biógrafo de ese tiempo.

Patrón de mujeres estériles, pobres, viajeros, albañiles, panaderos y papeleros. Se le invoca por los objetos perdidos y para pedir un buen esposo/a. Es verdaderamente extraordinaria su intercesión.


Ver Biografía de Santos:

 

http://www.catolico.org/santos/antonio_padua.htm

 

http://www.paxtv.org/historietas/hist_78.php

 

SAN FRANCISCO DE ASÍS

Francisco nació en el año 1182, en una rica familia de comerciantes. Vivió una juventud como todos los muchachos de su época, y se enroló en la guerra de su ciudad, Asís, contra Perugia. Luego de estar prisionero, renunció a su herencia y comenzó una nueva vida. En la Iglesia de San Damián, escuchó que el crucifijo le decía: “Vete a reparar mi casa, que, como ves, está en ruinas”. Francisco entendió este ruego en forma literal, y comenzó a reparar la Iglesia de San Damián. El estilo de vida que asumió junto con un grupo de compañeros, se plasmó más tarde en la regla de vida de los Hermanos Menores. Así Francisco reparó y renovó la Iglesia de Dios con su espíritu de pobreza y su fidelidad al evangelio. Predicó su lema “paz y bien”, llegando hasta Marruecos, Egipto y Tierra Santa, en ese entonces en manos de los musulmanes, donde fue recibido por el sultán. Fue canonizado en 1228, dos años después de su muerte.
 

Ver Biografía de Santos:

 

http://www.franciscanos.org/frandp/menup.html

 

 

 

SAN JOSÉ
Ver Biografía de Santos:

http://webcatolicodejavier.org/SanJose.html

http://www.corazones.org/santos/jose_san/jose_pag_principal.htm

 

SAN JUAN BOSCO

Ver Infografía

 

Fuente:

http://www.donbosco.es/especiales/donbosco2004/

 

SAN JUAN MARÍA VIANNEY

 

Juan María nació en el año 1786 en una familia campesina. Ingresó al seminario de Lyon, del cual fue despedido por su falta de inteligencia. Finalmente logró ser ordenado sacerdote, pero no se le concedió permiso para confesar. Destinado al pequeño pueblo de Ars, logró una verdadera revolución espiritual; de todas las ciudades de Francia acudían a buscar su dirección espiritual. Vivió entregado a la atención pastoral de los fieles. Murió en el año 1859 y es el patrono de los párrocos.

 

Ver Biografía de Santos:

http://www.aciprensa.com/santos/santo.php?id=233

 

http://www.corazones.org/santos/juan_vianney.htm

 

Ver Infografía

 

CITAS DE SAN JUAN MARÍA VIANNEY

Las reprobaciones del mundo son bendiciones de Dios.

 

¡Ustedes dicen que es duro!

No, es dulce, consolador…

Eso sí, es necesario amar sufriendo y sufrir amando. Lo digo con verdad: únicamente aquí hay perfecta alegría.

 

No hables de ti, ni para bien, ni para mal.

La humildad desarma la justicia de Dios.

 

El Ave María es una oración que no cansa nunca.

 

Por donde pasan los santos, Dios pasa junto con ellos.

 

La oración no es más que una dulce amistad, una sorprendente familiaridad.

 

El corazón de Dios es un océano de misericordia. ¡Es tan fácil salvarse!

 

Si supiésemos cuánto nos ama el Señor, moriríamos de gozo.

 

Amar a Dios y sabernos amados por Él es la única felicidad verdadera que tenemos en esta tierra.

 

Es hermoso tener un Padre en el cielo. Somos los hijos de Dios.

 

Vale una hora de paciencia que muchos días de ayuno.

 

Los amigos de Dios hacen lo que no están obligados a hacer.

 

El sacerdote no será bien comprendido más que el cielo.

Sí se lo entendiese en la tierra, uno se moriría no de espanto, pero sí de amor.

 

¡El sacerdote tiene que estar siempre envuelto por el Espíritu Santo como lo está en su vestimenta!

 

Es tremendo ser sacerdote.

Confesión, sacramentos: son una pesada responsabilidad.

Si se supiese lo que es ser sacerdote, ¡se huiría al desierto, como lo hicieron los santos, para no serlo!

 

Un verdadero cristiano nunca se queja de nada.

 

Cosa extraña: he encontrado a muchos que se arrepintieron de no haber amado a Dios, pero no he encontrado jamás a uno solo que estuviese triste y arrepentido de amarlo.

SAN PÍO DE PIETRELCINA

San Pío ingresó en la orden de los Capuchinos siendo joven, y fue ordenado sacerdote en el año 1910. La mayor parte de su actividad pastoral la desarrolló en el convento de San Giovanni Rotondo, sobre el monte Gargano. Llevó en su cuerpo las llagas de Jesús, y, por lo tanto, se lo reconoce como el primer sacerdote estigmatizado.
 

 

Ver Biografía de Santos:

 

http://www.aciprensa.com/testigosdefe/padrepio/padrepio.htm

 

http://www.reinadelcielo.org/estructura.asp?intSec=1&intId=12

 

http://www.corazones.org/santos/pio_padre.htm

 

http://webcatolicodejavier.org:80/PadrePio.html

 

http://www.conventopadrepio.com/es.html

 

 

Ver en Sordos Católicos:

 

Padre Pío: Conmovedor viaje a San Giovanni Rotondo

CITAS DE SAN PÍO DE PIETRELCINA

Dios se le sirve únicamente cuando se le sirve como él quiere.

 

Cuando se pasa ante una imagen de la Virgen hay que decir:
"Te saludo, María.
Saluda a Jesús
de mi parte".

 

El demonio es como un perro rabioso atado a la cadena; no puede herir a nadie más allá de lo que le permite la cadena. Mantente, pues, lejos. Si te acercas demasiado, te atrapará.

 

El sufrimiento de los males físicos y morales es la ofrenda más digna que puedes hacer a aquel que nos ha salvado sufriendo.

 

Los ángeles sólo nos tienen envidia por una cosa: ellos no pueden sufrir por Dios. Sólo el sufrimiento nos permite decir con toda seguridad: Dios mío, mirad cómo os amo.

 

Salvar las almas orando siempre.

 

Con el estudio de los libros se busca a Dios; con la meditación se le encuentra.

 

Ora y espera; no te inquietes. La inquietud no conduce a nada. Dios es misericordioso y escuchará tu oración.

 

¡Piensa siempre que Dios lo ve todo!

 

Es terrible la justicia de Dios. Pero no olvidemos que también su misericordia es infinita.

 

El ser tentado es signo de que el alma es muy grata al Señor.

 

Cuando el alma sufre y teme ofender a Dios, no le ofende y está muy lejos de pecar.

, SEGÚN LOS SANTOS
SAN JUAN MARÍA VIANNEY
Si conociéramos el valor de La Santa Misa nos moriríamos de alegría.

Qué feliz es ese Ángel de la Guarda que acompaña al alma cuando va a Misa.

Sí supiéramos el valor del Santo Sacrificio de la Misa, qué esfuerzo tan grande haríamos por asistir a ella
SANTO TOMAS DE AQUINO
La celebración de la Santa Misa tiene tanto valor como la muerte de Jesús en la Cruz.
SAN FRANCISCO DE ASIS
El hombre debería temblar, el mundo debería vibrar, el Cielo entero debería conmoverse profundamente cuando el Hijo de Dios aparece sobre el altar en las manos del sacerdote.
SANTA TERESA DE JESUS
Sin la Santa Misa, ¿que sería de nosotros? Todos aquí abajo pereceríamos ya que únicamente eso puede detener el brazo de Dios. Sin ella, ciertamente que la Iglesia no duraría y el mundo estaría perdido sin remedio.

En cierta ocasión, Santa Teresa se sentía inundada de la bondad de Dios. Entonces le hizo esta pregunta a Nuestro Señor: “Señor mío, “¿cómo te podré agradecer?” Nuestro Señor le contestó: “ASISTE A UNA MISA”.

SAN ALFONSO DE LIGORIO
El mismo Dios no puede hacer una acción más sagrada y más grande que la celebración de una Santa Misa.
SAN PÍO DE PIETRELCINA

Sería más fácil que el mundo sobreviviera sin el sol, que sin la Santa misa.

La Misa es infinita como Jesús... pregúntenle a un Ángel lo que es la misa, y El les contestará, en
verdad yo entiendo lo que es y por qué se ofrece, mas sin embargo, no puedo entender cuánto valor tiene. Un Ángel, mil Ángeles, todo el Cielo, saben esto y piensan así".

© Sordos Católicos 2003-2017 Todos Los Derechos Reservados

VolverSubir